AR Imagen de Empresa

Su éxito es nuestro éxito

AR Imagen, una empresa de comunicación que mira con optimismo el futuro.Diariocritico.com

Ar Imagen, una empresa de comunicación que mira con optimismo el futuro

Carmen Moraga 27/06/2012

Ana Remírez Plo enfocó su actividad empresarial hacia las estrategias de comunicación y organización de eventos, un sector en donde se ha hecho un hueco por méritos propios. Ar-Imagen de Empresa (www.arimagen.com) nació en1994 asentándose poco a poco en el competitivo mundo de la comunicación. Desde entonces puede presumir de no haber parado de trabajar, todo un lujo en estos tiempos de crisis. Su lema es “nuestro éxito es su éxito”, algo que Ana lleva a gala hasta las últimas consecuencias. “Hemos  evolucionado profesionalmente pero siempre con el principio del absoluto rigor y seriedad que creemos que es indispensable para conseguir el éxito en el trabajo”, afirma la empresaria maña
  Ana Remírez nació en Zaragoza hace  43 años. Estudió Marketing, cuenta con un master en Dirección Comercial y es, además, especialista en Protocolo y Relaciones Públicas, con varios cursos de Analisis Transacional, Comunicación, Publicidad y Organización de Eventos. 
Desde el principio pensó en poner en marcha su propio proyecto y no tardó demasiado en cumplir su deseo porque Ar-Imagen abrió sus puertas en 1994 cuando apenas existían empresas que ofrecieran este tipo de servicios integrales y personalizados a otras  empresas. Por entonces Ana contaba ya con algo de experiencia porque había trabajado con el mundo del marketing, la publicidad y la organización de eventos. “También en aquella época se vivía una crisis económica, pero tomamos la decisión. Hoy pienso que fue la clave para que nos hayamos mantenido todos estos años en el mercado con un constante crecimiento”, dice orgullosa. En la actualidad, la sede social sigue en Zaragoza pero trabajan en todo el país, especialmente en Madrid.Los comienzos de ArImagen, lógicamente, fueron  difíciles pero la emprendedora confiesa que el apoyo familiar “fue primordial” puesto que tuvieron que hacer muchos sacrificios invirtiendo todos los ahorros en la empresa en lugar, por ejemplo, de comprarse un piso, el ‘sueño’ de casi todas las parejas recién casadas. “Estuvimos viviendo de alquiler unos 8 años, circunstancia que no entendía nadie. Y durante meses no pudimos cobrar siquiera una nómina. Fue un tiempo de esfuerzos constantes hasta que generamos la infraestructura y la logística necesaria”, nos explica.
“Nuestro planteamiento inicial fue ofrecer servicios y experiencia sin derroches. Fuimos consolidando la sociedad y creciendo a medida que ampliábamos clientes y objetivos, pero nunca de forma desmedida. Siempre con recursos propios y sin plantearnos que el crecimiento podía ser ilimitado. Una de nuestras máximas ha sido siempre que debíamos de ser capaces de controlar nuestra propia empresa”, añade Ana.Ar-Imagen es una empresa modesta que no supera las seis personas fijas de plantilla. Su apuesta ha sido tejer una red de sociedades colaboradoras y de confianza que les eviten gastos innecesarios pero permitiendo ofrecer a sus clientes servicios integrales, “algo básico para que un cliente con el que tienes confianza amplíe su gama de trabajos contigo”, aclara.Su prestigio le ha abierto las puertas para que clientes de todo tipo demanden sus servicios, desde el Gobierno de Aragón, a Entidades Financieras, grandes compañías, o pequeñas empresas, e incluso nuevos emprendedores. “Lo importante es tener diversificada la oferta y un amplio abanico de clientes para evitar en tiempos de dificultades la monodependencia”, opina la gerente de Ar-Imagen.Ana Remírez, que tiene dos hijos de corta edad, está también satisfecha de haber podido compaginar su trabajo con la familia. “La conciliación familiar es cuestión de organización del tiempo y de la confianza de tu pareja que en mi caso no ha significado ningún impedimento”. Es más, desde hace años colabora en una tertulia radiofónica en Antena Zaragoza, lo que le divierte y le hace desconectar de los problemas cotidianos.Sin embargo, nunca ha trabajado directamente en un medio de comunicación. Siempre lo ha hecho en empresas del sector porque le parece algo mucho más atractivo. “Me permitía abarcar diferentes áreas de la comunicación: información, marketing, publicidad, organización de eventos… lo que me resultaba mucho más completo y gratificante”.Sobre la crisis de los medios de comunicación piensa que uno de los motivos “más de fondo”, además de la crisis económica con la consiguiente bajada de la publicidad, es la relacionada con la aparición de nuevos soportes: Internet, diarios digitales, redes sociales…, cuya influencia, piensa, “cada vez es mayor”. “Dominarán el mercado mucho antes de lo que pensamos, porque las generaciones que hoy tienen entre 20 y 30 años ya no se mueven a través de los poderosos medios clásicos que hemos conocido. Estamos viviendo la cuenta atrás de la eclosión de las redes”, vaticina, tajante, la empresaria.Esta precoz emprendedora tiene claro que en el futuro “subsistirán los periodistas y los medios que sean capaces de especializarse, que sean capaces de ganarse la confianza del ciudadano gracias a su calidad profesional y calidad de su información”, afirma, para añadir a continuación que en cuanto a su sector, es optimista. “No tengo ninguna duda de que tiene futuro. Otra cosa es que no volverán los tiempos de hace tres años cuando proliferaban por doquier empresas de comunicación, que sólo vendían su imagen y que carecían de la mínima experiencia para ofrece un servicio personalizado, para adaptarse a las condiciones, exigencias y necesidades de los pequeños clientes. Tras esta crisis sólo sobrevivirán las empresas muy especializadas y absolutamente adaptables a las necesidades del cliente”. Seguro que Ar-Imagen es una de ellas.

Etiquetas:

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*